En el 2014, importantes publicaciones catalogaron a Tucson como uno de los lugares únicos que visitar.  La ciudad la describieron como cool o hípster por su ambiente artístico, su cultura de relax, su arquitectura vintage y por la amabilidad de su gente.  

Si no te has dado la vuelta por el centro de Tucson te estás perdiendo de la nueva faceta de la ciudad.  En los últimos cinco años Tucson ha experimentado un renacimiento que le ha dado una nueva cara y vida al corazón de la ciudad. Recientemente, la actriz Scarlett Johansson declaró en la alfombra roja de los Premios Óscar que le encanta downtown Tucson.

 

Últimamente, es más común escuchar que celebridades se escapan a Tucson, el nuevo ‘hipster-town’, para relajarse y tomar un break de la rutina. En el epicentro de esta transformación está el histórico Hotel Congress con su famoso Cup Café y el acogedor bar Tap Room.  Las bandas locales e independientes se presentan en el patio mientras famosos DJs hacen apariciones en el Cybar. 

 

Si lo MUY hípster no es para ti, visita Maynard’s, del mismo grupo de Hotel Congress pero con una aire más sofisticado.  Su comida se inspira en los clásicos platillos Franceses y su ubicación es dentro de la antigua estación de tren – Amtrak.

Por la misma calle Congress está el ‘Rialto Theater’ donde famosos grupos del país y de México han llenado su capacidad.  La Ley, Café Tacuba, Ely Guerra, Jarabe de Palo, Rodrigo y Gabriela son algunas de las bandas que han desfilado por su escenario.  La ubicación es perfecta ya que puedes empezar y terminar en uno de los muchos bares o restaurantes del área.  En el callejón adyacente al teatro esta ‘R BAR’, un concepto padrísmo que te invita a saborear un delicioso Manhattan  o una de las muchas cervezas artesanales de la ciudad. El bar es rojo en su totalidad y se ha convertido en un punto de reunión antes, durante y después de los conciertos.

Otro de los lugares en la lista es el restaurante ‘Proper’ donde puedes disfrutar de platillos inesperados que te llevan en una aventura culinaria. Su filosofía es local, sostenible y orgánico.

Sparkroot es otro de los conceptos más innovadores de la ciudad.  Es un bar-café vegetariano.  La selección de los paninis y ensaladas es una opción perfecta para una comida ligera y saludable.  El lugar es entre industrial y rústico donde puedes pasar horas estudiando, trabajando o pasando el tiempo con tu gente.  No hay que olvidarse del café, el dueño se mudó de San Francisco y se trajo el sabor de la ciudad. Se sirve exclusivamente el café ‘Blue Bottle Coffee’ que solo se encuentra en San Francisco. 

 

 

 

Seguimos al multifacético ‘Playground’.  Si hablamos de maximizar espacios y potencial, entonces Playground es el ejemplo perfecto. Tiene de todo, bar: interior/exterior, terraza: enfrente/atrás, un nivel/dos niveles, grupo en vivo abajo, DJ arriba. Como puedes estar viendo un partido de futbol adentro, puedes estar viendo películas proyectadas en el patio exterior. Mientras que abajo estas disfrutando de una conversación con tus amigos, arriba hay una boda con una vista espectacular de la ciudad.

 

Si eres amante de la pizza, no puedes dejar pasar el viaje sin visitar Pizzeria Bianco.  Ha sido clasificada por el New York times como una de las mejores pizzas de Estados Unidos.  Será? Visítalos y se tú el juez.  El dueño y chef – Chris Bianco - ha sido condecorado con el  ‘James Beard Award’, uno de los reconocimientos más anhelados por chefs alrededor del mundo. Todos los ingredientes son locales y de temporada. 

 

Uno de los pioneros del movimiento ‘downtown’ es sin duda HUB.  Este restaurante revolucionó la manzana de la 5ta avenida y la Calle Congress.  Se conservó lo más posible la estructura original, paredes de ladrillo, pisos de madera, con techos mega altos. Un espacio uber industrial con detalles originales e inesperados como lámparas vintage colgadas del techo traídas de Nueva York.  La especialidad es la nieve hecha en casa.  Sabores originales como fresa y albahaca o caramelo con sal de mar.  HUB definitivamente se ha convertido en un ‘must see’ en Tucson.

 

 

Hay mucho que conocer, que comer, y que hacer en el centro de Tucson.  Además de restaurantes, puedes venir a tomar una clase de Yoga o asistir al Festival Cine México cada marzo.  Nos vemos en el próximo blog, por lo pronto…..

 

Te invito a que vengas y disfrutes ‘downtown Tucson’ como lo hace la gente local.  No tengas lugar fijo, solo estaciónate y déjate llevar.  En especial te invito a que lo vivas el segundo sábado de cada mes.  Los restaurantes y el comercio abren sus puertas con eventos especiales para recibir a la gente.  Es la tarde ideal para empezar a conocer. Trae a la familia y vente con tus amigos.  Te vas a quedar con ganas de regresar!