Un lugar para retroceder en el tiempo

En tu próxima visita a Tucson debes contemplar un recorrido por la Misión de San Xavier del Bac, será como dar un salto al siglo XVII donde el misionero jesuita Francisco Eusebio Kino cumplía con su labor de evangelizar a los pueblos indígenas de la región como los Tohono o'odham.

Esta extraordinaria iglesia fundada en 1692 es hoy un Monumento Histórico Nacional que conserva la estructura europea intacta más antigua de Arizona.

El interior de la iglesia está lleno de maravillosas estatuas originales y pinturas murales que de seguro disfrutarás apreciarlas en todo su esplendor,

La construcción de la iglesia actual comenzó en 1783 y se completó en 1797, cuando el sur de Arizona era parte de la Nueva España. Dos siglos después, este recinto se convierte en el mejor ejemplo de la arquitectura barroca colonial española en todo Estados Unidos que aún conserva su propósito original de atender las necesidades religiosas de sus feligreses.

Al sur de Tucson

Visitar la Misión no es nada complicado, de hecho, está ubicada a tan sólo 9 millas al sur del centro de Tucson, es decir, a unos 14.4 kilómetros, justo al lado de la Interestatal 19.

Lo mejor de recorrer esta iglesia colonial es que no tiene costo de admisión y está abierta de 7 de la mañana a las 5 de la tarde los 7 días de la semana, excepto mientras se celebran bodas, funerales u otras funciones especiales

Además, en la Misión hay tienda de regalos para que adquieras tu recuerdo de este lugar lleno de historia y tradición religiosa. Este lugar lo encontrarás abierto todos los días de 8 de la mañana a las 5 de la tarde. Y si quieres conocer más sobre la historia de este sitio, hay un museo que puedes visitar cualquier día de la semana de 8:30 de la mañana a 4:30 de la tarde.

Otro dato interesante que debes saber es que la Misión de San Xavier del Bac está en terrenos de dominio indígena y como tal se siguen las regulaciones tribales, así que, debido a las regulaciones sanitarias vigentes en esa zona, debes portar mascarilla, guardar tu distancia y ser paciente, pues debes recordar que este es uno los recintos religiosos de la era jesuita más visitados en el sur de Estados Unidos con aproximadamente 200 mil personas al año.

En esta temporada de calor te recomendamos que cargues con una sombrilla y mucha agua porque las áreas sombreadas son muy limitadas en los terrenos alrededor de la Misión.


Una construcción única

En tu visita a la misión podrás apreciar que fue construida con ladrillos de arcilla, piedra y mortero de cal, además toda su estructura está cubierta con bóvedas de mampostería, única entre los edificios coloniales españoles en todo Estados Unidos.

La iglesia contiene numerosas referencias al cordón franciscano tanto en la fachada como en toda la iglesia. Su estilo arquitectónico barroco presenta elementos dramáticos y lúdicos, como exhibiciones de cortinas teatrales, puertas falsas y marmoleado.

Y algo muy importante que debes considerar al visitar este extraordinario lugar, es que no se permite el uso de drones y tampoco tomar imágenes para publicidad de negocios comerciales.

Así que ya lo sabes, no lo pienses más, ven a Tucson y visita la histórica Misión de San Xavier del Bac, es una gran experiencia que tienes que vivir al menos una vez en tu vida. ¡Te esperamos!